jueves, 4 de febrero de 2010

CARNAVAL

  El Carnaval, es "una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, con fecha variable, desde finales de enero hasta principios de marzo, según el año, y que combina elementos como disfraces, desfiles y muchísima gente en la calle."
  Existen varias teorías sobre la procedencia y origen de ésta fiesta y diferentes maneras y fechas para celebralo.
  El origen más antiguo del carnaval data de los antiguos egipcios y sumerios hace unos 5.000 años y de la antigua Babilonia hace unos 4.000 años. También hay antecedentes que lo vincula con "Las Purulliyas" o celebración de la primavera de los Hititas, pueblo guerrero y sabio que habitó en Turquía.
 Durante la Edad Media, esta fiesta, tuvo bastante auge.
 Para los Celtas, era el Imbolc, fechas en las que se honraba a la Madre Naturaleza. Este rito tenía lugar a mediados de febrero, porque a partir de entonces, los días eran más largos.
  En cuanto al origen griego, se le ha relacionado con las celebraciones en honor al Dios del vino Dionisio (o Baco para los romanos). Dionisio era hijo ilegítimo de Zeus y tras la muerte de su madre y por orden de Hera (esposa legítma), el pequeño Dios se crió como si fuera una niña. Por ésta razón se cree que existe la tradición hoy en día de los hombres que se disfrazan de mujeres en nuestro carnaval. En éstas fiestas griegas, se bebía vino hasta perder la conciencia y las "bacantes" eran mujeres que se entregaban a toda clase de vicios y excesos.
  Probablemente, el origen más claro de ésta fiesta tiene lugar en Roma. Entonces se daban dos celebraciones: Las Matronalias, en las que se honraba a Bona Dea, diosa de las mujeres y Las Saturnalias, en las que se honraba a Saturno. Se comía y se bebía sin freno y todo se hacia con total libertad.
  El origen latino y cristiano de la palabra carnaval viene de "carnelevarium", relacionado con el hecho de suprimir la carne durante la cuaresma.
  Según la tradición, el primer día de carnaval, Jueves Lardero, habría que comer alimentos ricos en grasas, lo que en Italia se conoce como "Jueves Graso"; simbolizan el renacimiento de la energía y la vitalidad (de ahí el dicho de "jueves lardero, longaniza en el puchero". En cuanto a las máscaras, la tradición manda que deben ocultar la identidad de su portador. El Domingo de Don Carnaval, debe realizarse siempre un pasacalles de exaltación y celebración a la Madre Naturaleza. El Martes de carnaval, debe ser el día grande, donde la permisibilidad sea absoluta y donde reine el desenfreno y la exageración y el uso desmesurado de instrumentos sonoros. Si alguien se molesta se considera un mal augurio para el nuevo tiempo de luz.
  El Carnaval más grande del mundo es el de Brasil y el más largo el de Urugüay. Hay lugares en los que se celebra a partir del día 6 de Enero y otros como Alemania el día 11 a las 11 horas y 11 minutos.
  En cuanto a carnavales famosos encontramos, como no, el de Brasil dónde cada año miles de personas se concentran en el "sambódromo" de Rio de Janeiro. Toda la ciudad se echa a la calle para bailar a ritmo de samba.
 El de Venecia, el más sofisticado, con sus impresionantes máscaras, las cuales son verdaderas obras de artesanía elaboradas en porcelana y cuero.
 El de Nueva Orleans, en el que la presencia del elemento africano cobra mucha importancia.
 El de Cádiz, con sus conocidas chirigotas y el de Santa Cruz de Tenerife en España, así como el de Bielsa, uno de mis preferidos por ser el carnaval más auténtico de cuantos proliferan por el Pirineo. Basado en el ancestral rito pirenaico que dice que si el oso sale de la cueva y se encuentra luna llena, vuelve a su madriguera invernal y retrasa la entrada de la primavera cuarenta días más; en cambio si es noche cerrada, adelanta el ciclo vital que marca el destino de la sociedad rural.
  Disfrutemos, ahora si, del carnaval que llegará dentro de pocos días, en cualquiera de éstos lugares o en muchos otros, disfrazados, con máscaras o con instrumentos, pero sobre todo con mucho desenfreno y exageración, tal y como manda la tradición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada