viernes, 13 de noviembre de 2009

EL DUENDE DE ZARAGOZA



     Hoy voy a escribir sobre una historia que ocurrio hace muchos años en Zaragoza. Los que me conoceis, sabreis que todo esto de las historias paranormales, son temas que me gustan. Ni creo ni dejo de creer, solo creo que hay cosas que se escapan a nuestro entendimiento. La primera vez que oí hablar de esta historia fue en un programa de TV, luego he leido algo sobre el tema y me parece cuanto menos una historia curiosa. Juzgad vosotros mismos.
  Nos remontamos al año 1934, concetamente al 27 de Septiembre, en la Calle Gascón de Gotor nº2.
Esa noche los vecinos de éste inmueble escucharon unas sonoras carcajadas en la escalera del edificio. Eran altas horas de la madrugada y según contaron los vecinos nunca pudieron saber de dónde venían.
 El 15 de Noviembre de ese mismo año, esta vez a primera hora de la mañana, en el segundo derecha, se encontraba Pascuala Alcocer, criada de la familia Grijalba. La jóven que tenía 16 años escucho de nuevo las carcajada y una voz que la llamaba por su nombre y se quejaba. Avisó rápidamente a la dueña de la casa, Dña. Isabel. Las dos en la cocina, escucharon la voz que provenía del fogón.
  El asunto se puso en manos de la policía, que sin encontrar ninguna explicación coherente, "decidieron" acusar a la criada. Cuando la policía se personó en el lugar de los hechos, removieron el fogón y la voz volvió a manifestarse diciendo "ay, me haces daño".
  El 24 de Noviembre, el Juez de guardia D. Pablo de Pablos acompañado por dos forenses, examinaron a la chica y dictaminaron que las voces sólo se escuchaban cuando estaba ella presente.
  Decidieron desalojar el edificio y encontrandose sólos los policías se volvió a escuchar :"adios, adios"
  D. Arturo Grijalba Torre, hijo de Isabel, que entonces contaba con cuatro años de edad, participó hace unos años en un programa de televisión y él mismo corroboró que mantuvo conversaciones con el duende.
  La noticia se extendió rápidamente, incluso un periódico americano, se hizo eco de la misma.
  El caso fue cerrdo rápidamente por el Juez. El informe forense apuntó a Pascuala Alcocer como responsable de la voz de la hornilla a pesar de que se habá oído tambien cuando ella no estaba. Todos los resutlados de las investigaciones y registros del inmueble resultaron nulos. Una fría noche de diciembre del año 1934 el duende desapareció igual que vino, sin mas, dejando un mensaje aterrador: "voy a matar a todos los habitantes de ésta maldita casa, cobardes!!" Esa misma noche murió en el barrio una mujer tras realizar una sesión de espiritismo. ¿Casualidad? Nadie tiene la respuesta ni siquiera la tenemos 75 años despues.
  Esta histora me llamó la atención porque había ocurrido en Zaragoza, en un lugar que todos los que aqui vivimos conocemos o hemos pasado alguna vez por ahí.
  En la actualidad no existe ese edificio, en su lugar construyeron una moderna edificación a la que llamaron "Edificio Duende". Fijaros la próxima vez que vayais por allí porque se puede ver la placa con el nombre.

  No menos curiosas son otras historias que también se dice, suceden en Zaragoza, como es el caso de una famosa cadena de tiendas de moda que habia en la Calle Alfonso, donde los empleados dicen haber visto a una mujer deambulando cuando hacen la caja, o notar subidas y bajadas fuertes de temperatura. También es oído el caso del Paraninfo donde los vigilantes nocturnos de seguridad, dicen ver la figura de una monja y otros casos como los del Hospital Provincial, Ayuntamiento, Antigua Maternidad, Teatro Principal y Torre del Trovador de la Aljafería. Aunque quizá el más conocido sea el de la habitación 510 del hotel Meliá (antiguo Corona de Aragón), pero todo esto lo dejaremos para otra ocasión....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada