martes, 29 de septiembre de 2009

ESCONJURADEROS

   Un Esconjuradero es una pequeña construcción abierta a los cuatro puntos cardinales, usada como lugar para esconjurar o conjurar las tormentas, es decir, realizar un pequeño ritual en el que se solicitaba el cese de las lluvias que tantos perjuicios causaba en la agricultura. Los escnjuraderos solían estar cerca de las iglesias católicas, especialmente de las ermitas y se encuentran sobre todo en la zona del pirineo aragonés.
  El pasado fin de semana, visité el que se encuentra situado en Guaso, (en la foto), en la comarca del Sobrarbe. En esa zona, existen otros cinco : Asín de Broto, Burgasé, Almazorre, San Vicente de Labuerda y Mediano (este último bajo el pantano, solo es posible verlo en una determinada época del año)
  Cuando la bruxa del lugar enviaba la tormenta, repicaban las campanas y el Mosen, corría a refugiarse en el esconjuradero y lanzando a viva voz las formulas sagradas, esparcía agua bendita sobre las nubes negras.
  Hoy se conserva una de esas fórmulas sagradas de San Vicente:  "Boiretas en San Vizien y Labuerda: No apedregaráz cuando lleguéz t´aguaras: !zi! !zas!".

  A los esconjuraderos es conveniente ir en día despejado, no por miedo a las tormentas, sino por las maravillosas vistas que se observan desde allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada